Criar niños resilientes

Mientras iba en el carrninos-jugandoo, escuchaba la entrevista que le hacía un conocido periodista a un economista sobre la grave situación económica de Venezuela y con un panorama nada alentador, la conclusión del locutor era “la única esperanza del país es el apocalipsis”. Luego de esto me puse a pensar si algún día saldremos de esta crisis. Y cómo la superaremos como país. Y más allá, qué herramientas tengo en lo personal para superar los momentos duros.

Así me reitere a mi misma que soy una persona resiliente, que tiene la capacidad de adaptarse, sobreponerse y superar los momentos difíciles. ¿Cómo aprendí a ser resiliente? No lo sé, pero intuyo que la enseñanza viene de mi mamá, una mujer con la capacidad de superar los obstáculos y salir fortalecida.

Así las cosas, comencé a pensar en cómo educar a MiniSpiderman y Moreno mío, mis hijos de 5 años y casi 2 años respectivamente, para ser unas personas resilientes desde pequeños

Yo parto de que todo se enseña con el ejemplo y justamente por ahí van las recomendaciones de la American Psychological Association (APA) sobre desarrollar la resiliencia en niños y adolescentes.

Los especialistas de la APA aseguran que la resiliencia es una capacidad que se aprende y que uno de los factores más importantes para desarrollarla es “tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia”, es decir, relaciones plenas de amor y confianza, con modelos a seguir y esa sensación de seguridad que nos da el afecto de papá y mamá.

Les comparto algunos conceptos para desarrollar la resiliencia en nuestros hijos:

  1. Alimentar la autoestima positiva: hay que reforzar las cosas buenas que hacen nuestros hijos. Todo, absolutamente todo, se puede ver con el cristal del positivismo. Si bien tu hijo puede ser muy pequeño para ver las cosas a largo plazo por sí mismo, ayúdalo a ver que existe un futuro más allá de la situación actual y que el futuro puede ser bueno
  2. Autoconfianza: Promueve en tus hijos la confianza en sí mismo, recuérdale con ejemplos concretos cómo es capaz de solucionar por sí mismos los problemas, recuerda que por más insignificante que a ti como adulto te parezca una situación ,para los niños es otra cosa.
  3. Metas razonables: hacer la tarea sólo o meter un gol en el partido de fútbol es una meta que tu hijo pueda manejar. Enséñalo que las metas se alcanzan paso a paso y con esfuerzo.
  4. Mantener una rutina diaria: porque les dan estructura en sus vidas, en especial si se trata de niños pequeños
  5. Cuidarse a sí mismo: hay que enseñar a los niños a quererse, a disfrutar cuando comen, cuando juegan. Sobresaturarlos de actividades y exigencias lejos de prepararlos para las situaciones estresantes, los hace más ansiosos. Cuidarse, divertirse es una manera de mantener el equilibrio y eso nos da herramientas para enfrentar adversidades

Es fundamental enseñar a los niños que el cambio es parte de la vida, que no todas las situaciones podemos controlarlas y que siempre hay que mantener una actitud positiva ante la realidad. Yo creo firmemente que atraemos lo que se desea y por eso siempre le digo a Minispiderman que piense en positivo, que todo pasa para bien.

Apóyanos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *