El síndrome de Asperger: Un acercamiento desde CEAPULA

Asperger

El síndrome de Asperger:
Una aproximación desde CEAPULA

Es un trastorno del espectro autista,  a menudo se considera una forma de autismo de alto funcionamiento forma parte de un grupo distintivo de afecciones neurológicas caracterizadas por un mayor o menor impedimento en las habilidades del lenguaje y la comunicación, al igual que patrones repetitivos o restringidos de pensamiento y comportamiento. En contraste con el autismo, las personas con Síndrome de Asperger (SA, en adelante)  tienden a desear la aceptación social pero pueden ser incapaces de intervenir en interacciones sociales.

Sus conversaciones pueden ser unilaterales, demasiado centradas en un tema de interés limitado, caracterizado por un lenguaje  monótono. Una persona con Asperger podría no percibir los indicadores sociales o el lenguaje corporal de otras personas e inlcuso no notar los sentimientos de otros a su alrededor. Como resultado, una persona con SA es probablemente considerada extraña o excéntrica lo que conduce hacia un aislamiento social.


Las especialistas de niños con TEA (Trastorno Espectro Austista), sostienen que un niño no nace con estas condiciones, plantean que se le desarrolla el autismo al ser portador de genes muy vulnerables que al encontrarse con estresores ambientales (polución ambiental, conservantes y colorantes, fertilizantes, alimentos procesados, ondas de telefonía móvil, la alimentación basada en trigo, leche y azúcar; sumando al estrés y edad avanzada de una madre embarazada, las innecesarias veces que reciben antibióticos, la intoxicación por metales pesados) y entre otros miles de factores con los que el cuerpo de una criatura tiene que enfrentarse, tolerar inmunológicamente y desintoxicar a muy temprana edad, la cual muchas veces no lo puede lograr.

El autismo hace su aparición antes de los tres primeros años de vida, en la mayoría de los casos a los 12 meses de edad. El síndrome de Asperger e hiperactividad es más común a partir de los 2 años de edad.

Importancia de la alimentación

Es importante resaltar que en el SA, la alimentación es un factor clave. En la actualidad, ésta gira en torno a los lácteos, azúcar y el trigo. White (2013) expresa que, se debe tener una alimentación basada principalmente de vegetales, proteínas animales, grasas y frutas, lo más orgánico o biológico posible, exenta estrictamente de caseína que se encuentra en los lácteos, el gluten que se encuentra en los cereales  y libre de azúcar. Si se puede ser más específico, se realizan exámenes inmunológicos y  genéticos que identifican cuáles alimentos producen sensibilidad e intolerancia en cada organismo de manera que se pueda buscar la huella particular. Esto hace más efectivo el tratamiento nutricional.


Por otra parte, la promoción de la competencia social en niños con SA es fundamental, ayudarlos a que adquieran y dispongan en su repertorio de las conductas de interacción básicas necesarias para interactuar con otras personas en el contexto social cotidiano,  asi como tambien que inicien, desarrollen y mantengan relaciones positivas y satisfactorias con sus iguales que les posibiliten tener amigos, que los niños al interactuar con otras personas inicien, mantengan y finalicen conversaciones que  expresen sus emociones, afectos y opiniones recibiendo las de los demás adecuadamente, que los niños solucionen por ellos mismos de forma constructiva y positiva los problemas interpersonales que se le presenten en su relación con los demás, en conclusión es desarrollar y fomentar las relaciones interpersonales positivas con los iguales y adultos de su entorno social.

Si deseas más información por favor descarga:

Manual del Síndrome de Asperger